El níspero: la fruta de la belleza

La primavera es un abanico de buenas sensaciones, de sol, temperaturas cálidas, días largos, aromas varios, colores y, por supuesto, de bellos paseos por los distintos campos de nuestra geografía española repletos de árboles en flor y fruta de temporada, que precipitándose hacia su maduración, ya podemos comenzar a degustar.

El níspero fue descubierto en el siglo XVII por la compañía holandesa de las Indias. Unos años más tarde se le clasificó como “eribotrya japónica” por el botánico sueco Carlos Linneo. En el siglo XVIII tras introducirlo en Europa, se usa como árbol ornamental en los jardines botánicos de Nápoles, París e Isla Mauricio.

El botánico callosino Juan Bautista-Berenguer i Ronda introduce el níspero en España a principios del siglo XVIII. Algunos ejemplares fueron plantados en Callosa d´en Sarrià y se aclimataron rápidamente gracias a su clima mediterráneo, dando como resultado estos magníficos frutos.

El 14 de enero de 1992 fueron distinguidos con la Denominación de Origen Nísperos de Callosa d´en Sarrià.

Los nísperos de Callosa d´en Sarrià son frutos dulces, sanos, jugosos y firmes. Tienen una piel delgada pero resistente a la vez que se desprende con facilidad para deleitarnos al máximo con su sabor. La primavera es la época de su llegada y podemos disfrutarlos hasta mediados de verano. Es conocido como “La Fruta de la Belleza” por sus propiedades nutritivas. Es una fuente de vitaminas y minerales, bajo en colesterol y calorías, además de antioxidante.

En Alicante Delicatessen, podéis disfrutar del níspero de Alicante como mermelada artesana de níspero. ¡Que la disfrutes!

Publicaciones Similares